Para tu familia, compañeros y amigos, con perfume y color de rosa, cuando la espina nos sangra el corazón

A D. Jerónimo Hernández Vargas

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

AL COMPAÑERO JERÓNIMO DESDE “LA PERIFERIA”

 

Porque “morir no es morir, la muerte es vida” para los creyentes, desde mi particular “periferia”, quiero cantarte al inicio de tu nueva y definitiva vida. Fuiste el único servidor a quien he podido acudir en las obligadas gestiones oficiales. Lo he publicado a los cuatro vientos, no en el día de las alabanzas. Con tu cercanía, prudencia, acogida al hermano, con tu sencillez y humildad, te adelantaste a los gestos del Papa Francisco, en sintonía perfecta con sus palabras, que dan y quitan la razón a muchos comportamientos.

Estuviste muy lejos de: "Estos son los hipócritas de hoy. Los que clericalizaron a la Iglesia

Los que apartan al pueblo de Dios de la salvación. Y esa pobre chica que, pudiendo haber mandado a su hijo al remitente, tuvo la valentía de traerlo al mundo, va peregrinando de parroquia en parroquia para que se lo bauticen".

"Cuando escogemos este camino, no estamos ayudando al pueblo de Dios". "Jesús creó los siete sacramentos y con este tipo de actitud creamos un octavo: ¡el sacramento de la aduana pastoral!"

El sacerdote no puede ser un gestor, tiene que salir a la "periferia" donde hay “sufrimiento, sangre derramada, ceguera que desea ver, donde hay cautivos de tantos malos patrones".

Este camino de la humildad es "opuesto al de los ídolos fuertes" que se hacen escuchar y que dicen 'Aquí mando yo'

Estuviste al lado de los que viven en sintonía con: “Yo prefiero una Iglesia accidentada a una Iglesia enferma"

"Yo prefiero que "mis" curas, me pidan perdón que no que me pidan permiso". "Ellos, a veces, me quieren pedir permiso, pero yo no estoy allí, no conozco igual las circunstancias y cada uno tiene su forma de hacer las cosas. Tal vez si yo les digo lo que tienen que hacer, no les aconseje bien. Así que, mejor que actúen en conciencia y si hay algún error que se disculpen luego".

Es un hecho incuestionable que «También en la comunidad cristiana hay arribistas. Fingen que forman parte pero son ladrones o bandidos, ya que roban la gloria a Jesús, buscan su propia gloria. Para ellos, como los fariseos, la religión es un negocio».

Tu religión, en cambio, ha sido siempre el “servicio”, por obediencia, “dando el corazón a los que estaban en la miseria”, haciendo realidad las palabras del Papa: "Poned el énfasis en la misericordia. Porque todos necesitamos misericordia".

Hoy sólo me queda felicitarte por el deber cumplido en tan difíciles circunstancias, dar gracias a Dios por tus buenas obras, que siempre te acompañarán, y pedirle que, en mi día, disfrutemos juntos nuestra fraterna y sincera comunión, “oliendo a ovejas”, en “la otra orilla”, bajo el sol y la brisa en el mar de la eternidad.

Juan Antonio Jiménez Lobato.

Localización

Calle Santo Domingo 12.

06001 Badajoz

htbadajoz@gmail.com

924 22 21 18

ht.png